¿En qué consiste la línea fría en restauración?

por | Nov 12, 2020

línea fría en restauración

La línea fría en restauración es uno de los procesos más seguros que existe de elaboración, conservación y distribución de alimentos envasados.

Desde el proceso de producción cuenta con un plan que cumple con la normativa vigente asegurando la calidad de los alimentos.

Además, los resultados obtenidos son platos saludables, con mucho sabor y que mantienen todos sus nutrientes.

¿Qué es la línea fría en cocina?

La línea fría utiliza alimentos frescos y saludables que son cocinados mediante la cocción o el asado. Después, serán refrigerados para mantener sus nutrientes y optimizar su distribución.

Estas comidas, basadas en el método tradicional de preparación, serán preparadas a una temperatura mayor de 75º. Posteriormente, para su conservación se bajará a 4º.

Una vez que estén preparadas las recetas, estas serán separadas en porciones y conservadas en frío hasta el momento de su consumo. Así, se evitará la ruptura de la cadena de frío.

Algunas de las ventajas que aporta este tipo de proceso son:

  • Un buen resultado en la textura y la consistencia de los alimentos
  • Un sistema de elaboración organizado, seguro y productivo
  • Un control de seguridad que evita posibles infecciones desde el primer momento
  • Cumple con la legislación del APPCC.
seguridad alimentaria en restauración colectiva

Seguridad alimentaria gracias al proceso de elaboración

Durante el proceso de elaboración, todas las técnicas llevadas a cabo para la realización de las comidas son elegidas manteniendo la normativa de seguridad vigente en la línea fría en restauración.

Gracias a ellas, y a un mantenimiento organizado y controlado de la temperatura, se evitan las contaminaciones. Además, el sistema de conservación de los alimentos evita su oxidación. Esto permite que las vitaminas perduren.

Todo esto hace que la línea fría sea un método que cumple con las exigencias de la seguridad alimentaria en la restauración colectiva, ya que crea productos saludables que son vigilados en todo momento.

Resultado: Alimentos de calidad

La línea fría da lugar a la posibilidad de una alimentación diaria saludable, ya que, además de su sistema de seguridad, se lleva a cabo utilizando alimentos frescos.

Para este sistema se eligen materias de calidad que siempre vayan a dar resultados óptimos para la salud del consumidor. Si a esto le sumamos, los modos de cocción que se utilizan (se evitan los fritos y las grasas), estaremos siempre ante una receta sana.

Además, gracias a su proceso de refrigeración controlado en el momento de la elaboración, se mantiene la calidad sensorial de los alimentos.

Esto permite que la cadena de frío no se destruya durante su conservación y que los platos realizados se encuentren tal y como estaban en el momento que fueron cocinados. Por ello, no se manifiestan alteraciones en el sabor, ni en el olor ni en la textura de los alimentos.

alimentos saludables y de calidad

Comida saludable para colectivos

Los alimentos saludables envasados pueden obtenerse gracias a un sistema de elaboración, conservación y distribución como es la línea fría.

Gracias a la seguridad de su proceso y a sus resultados, que no dañan el producto fresco inicial, se puede tener una cocina de calidad en colegios, residencias, hospitales y otros establecimientos que cuenten con la ayuda de un catering especializado.

Share This